Traducir este Blog

Busca en este Blog

lunes, 4 de junio de 2012

El Papa defiende el domingo y quiere "medidas adecuadas" para los divorciados "excluidos"

El papa Benedicto XVI defendió el domingo como día de fiesta y pidió a las diócesis de tomar "medidas adecuadas" para acoger el gran número de divorciados que se casan de nuevo y que se sienten excluidos, en una misa en Milán al culminar el encuentro mundial de las familias.

En el ex aeropuerto de Bresso, al norte de la metrópoli económica de Italia, Benedicto XVI evocó, ante cientos de miles de fieles - 850.000 según el Vaticano - el domingo, día semanal de fiesta religiosa cristiana.

"El hombre, en tanto imagen de Dios, está llamado también al reposo y a la fiesta. Para nosotros cristianos, el día de fiesta es el domingo, día del Señor, Pascua semanal", alegó el Papa, en presencia del presidente del Consejo italiano, Mario Monti.

En numerosos países occidentales, y para llegar hasta fin de mes con el salario en periodo de crisis, los comercios son autorizados para abrir el domingo.
Según el Papa, el domingo debe seguir siendo "el día del hombre y de sus valores: convivialidad, amistad, solidaridad, cultura, contacto con la naturaleza, juego, deportes", agregó, llamando a las familias, "incluso de los ritmos apretados de nuestra época", a no perder el sentido del día del Señor", marcado por la misa dominical.
El domingo "es el oasis para detenerse y disfrutar de la alegría del encuentro y para saciar nuestra sed de Dios".

Benedicto XVI evocó el muy polémico tema en la Iglesia como es el de los divorciados que se casan de nuevo. Por el hecho de haber roto la promesa contraída en el rito católico del matrimonio indisoluble, no pueden participar más en otro ritual también católico como es el de la comunión.
Movimiento de cristianos críticos piden ser admitidos a comulgar.

El papa reitera que esta posibilidad no existe en la medida que un sacramento, como se llaman ciertos rituales religiosos católicos, no ha sido respetado.
A los "fieles que, compartiendo las enseñanzas de la Iglesia sobre la familia, están marcados por experiencias dolorosas de fracaso y de separación, el Papa y la Iglesia los sostienen en su pena", exclamó.
"Los aliento a permanecer unidos a vuestras comunidades, deseando que las diócesis tomen iniciativas de acogida y de proximidad adecuadas", les dijo.
El Papa repitió las posiciones de la Iglesia sobre "el matrimonio entre el hombre y la mujer", que tienen "características propias y complementarias", en una alusión al debate sobre el matrimonio homosexual que el no apoya.
Fuente 


Nota de Elena G. de White

"Es necesario Obedecer a Dios antes que a los hombres" Hechos 5:29

Una gran crisis aguarda al pueblo de Dios. Una crisis aguarda al mundo. La lucha más portentosa de todas las edades está por producirse. . . Ha llegado a ser de interés e importancia nacional la cuestión de imponer la observancia del domingo.*
Bien sabemos cuál será el resultado de este movimiento. ¿Estamos listos para la crisis? ¿Hemos cumplido fielmente el deber que Dios nos ha confiado, de advertir al pueblo acerca del peligro que le espera? . . .

Son muchos los que nunca han comprendido las obligaciones que impone el día de reposo bíblico ni el fundamento falso sobre el cual descansa la institución del domingo. Cualquier movimiento en favor de la legislación religiosa, es realmente una concesión al papado, que durante tantos siglos ha guerreado constantemente contra la libertad de conciencia. La observancia del domingo debe su existencia como supuesta institución cristiana al "misterio de iniquidad"; y su imposición será un reconocimiento virtual de los principios que constituyen la misma piedra angular del romanismo. 

Cuando nuestra nación abjure de tal manera de los principios de su gobierno que promulgue una ley dominical, en este acto el protestantismo dará la mano al papismo; y con ello recobrará vida la tiranía que durante largo tiempo ha estado aguardando ávidamente su oportunidad de resurgir en activo despotismo. . .

Si por la legislación el papismo y sus principios vuelven a tener poder, se volverán a encender los fuegos de la persecución contra aquellos que no sacrifiquen su conciencia y la verdad en deferencia a los errores populares. Este mal está a punto de producirse.

Cuando Dios nos ha dado una luz que revela los peligros que nos esperan, ¿cómo podemos ser inocentes a sus ojos si no hacemos todo esfuerzo posible para presentarla a la gente? ¿Podemos permitir que arrostre sin advertencia esta tremenda crisis? . . .

Cuando las leyes de los gobernantes terrenales se opongan a las leyes del Gobernante supremo del universo, entonces le serán fieles los que son leales súbditos de Dios.


Maranatha, p.129






2 comentarios:

Anónimo dijo...

por favor colocar la fuente de donde fue extraeido, la informacion que dijo el Papa. gracias

Ángeles dijo...

Está puesta al final del párrafo. Haz clik donde dice Fuente color azul.

Páginas Destacadas

Archivo del blog