Traducir este Blog

Busca en este Blog

Cargando...

miércoles, 24 de junio de 2015

El Papa pide perdón

 El Papa pide perdón por quemar a Juan Hus

Francisco celebró una ‘liturgia de reconciliación’ con la Iglesia Husita y la iglesia evangélica de los Hermanos Checos, en el 600º aniversario de la muerte en la hoguera de Jan Hus.
El papa Francisco recibió a la delegación procedente de Rep. Checa y Eslovaquia. Foto: RadioVaticana
La muerte de Juan Hus hirió de gravedad a toda la Iglesia Católica y se debería pedir perdón por ella. Así se expresó el Papa Francisco el pasado viernes durante las celebraciones del Sagrado Corazón de Jesús que tuvieron lugar en la archibasílica de San Juan de Letrán, en Roma.
En este marco, el papa Francisco ha recibido este lunes a los representantes de la Iglesia Husita checoslava y de la Iglesia evangélica de los Hermanos Checos venidos a Roma para celebrar una liturgia de reconciliación con motivo del 600 aniversario de la muerte del reformador Jan Hus, ilustre predicador y rector de la Universidad de Praga, cuyo suplicio a manos de la iglesia católica tras el concilio de Constanza fue ya lamentado por san Juan Pablo II en 1999, que lo incluyó entre los reformadores de la Iglesia.
“A la luz de esa consideración -ha dicho Francisco- es necesario continuar el estudio sobre la persona y la obra de Jan Hus, que ha sido durante mucho tiempo un tema de controversia entre los cristianos, mientras que hoy se ha convertido en un motivo para el diálogo. Esta investigación, llevada a cabo sin condicionamientos ideológicos, brindará un importante servicio a la verdad histórica, a todos los cristianos y a la sociedad, incluso más allá de las fronteras de vuestra nación’”.
Entre los presentes se encontraba también el historiador Jaroslav Šebek, que valoró así la postura de Francisco. “Es más revolucionario que las palabras de Juan Pablo II el año 1999, cuando se disculpó por la muerte de Juan Hus. El hecho de que pida perdón es un avance mucho más radical. Muestra hacia dónde se ha movido la Iglesia en los últimos 25 años, desde 1989. Juan Hus ya no es percibido como un tema conflictivo, sino como un tema que puede reconciliar”, explica el historiador.
Para Francisco “la renovación de la Iglesia, que consiste esencialmente en el aumento de la fidelidad a su vocación es, sin duda, la base del movimiento hacia la unidad”. “Hoy en día, en particular, la necesidad de una nueva evangelización de tantos hombres y mujeres que parecen indiferentes a la alegre noticia del Evangelio, hace improrrogable el deber de renovación de toda estructura eclesial, de forma que favorezca la respuesta positiva de todos aquellos a quienes Jesús ofrece su amistad Y la comunión visible entre los cristianos seguramente hará más creíble el anuncio”, expresó Francisco.
“A lo largo de este camino aprendemos, por la gracia de Dios, a reconocernos unos a otros como amigos y a considerar las motivaciones de los demás bajo la mejor luz posible. En este sentido espero que se desarrollen lazos de amistad a nivel de las comunidades locales y de las parroquias. Con estos sentimientos me uno espiritualmente a la liturgia penitencial que celebraréis aquí en Roma. Dios, rico de misericordia, nos conceda la gracia de reconocernos todos pecadores y de sabernos perdonar unos a otros”, finalizó el papa.
UN ANTECESOR DE LUTERO
Estatua de Jan Hus, en Praga. Foto: Wikipedia
Elsacerdote Jan Hus (1370-1415) fue de alguna forma un antecesor de Lutero, al intentar impulsar una reforma en la iglesia católica. Inspirado en Wycliffe, quiso llevar la Biblia al pueblo y rechazó la estructura papal, descubriendo que Cristo es la verdadera cabeza de la iglesia.
Además, criticó la venta de indulgencias, los excesos económicos de la iglesia católica y las divisiones que entonces se daban en el seno del mismo papado, con sedes en Roma y Avignon. En el concilio de Constanza se le sentenció a la excomunión. Como se negó a dejar el ministerio, fue apresado y condenado por herejía, tras lo que el emperador le acusó de traición, por lo que murió quemado en la hoguera.

El Papa pide perdón a la Iglesia Evangélica Valdense «por los comportamientos no cristianos e inhumanos contra vosotros»

Esta rama protestante italiana fue duramente perseguida durante siglos. Este lunes Bergoglio se ha convertido en el primer Pontífice en visitar un templo valdense

Repitiendo para la iglesia reformada más antigua el gesto realizado por san Juan Pablo II en el Jubileo del Año 2000, el Papa Franciscopidió perdón en Turín a la Iglesia Evangélica Valdense, fundada por Valdo de Lyon en el siglo XIII, y formada actualmente por unos 25.000 fieles en Italia y unos 15.000 entre Argentina y Uruguay.
El Papa fue recibido con canciones en español a su llegada al templo valdense de Turín, donde le esperaba el moderador de la Mesa Valdense, Eugenio Bernardini, otros pastores italianos y también el moderador de la Comunidad Valdense del Rio de la Plata, formada por Argentina y Uruguay, que Jorge Bergoglio conoce muy bien desde su etapa de arzobispo de Buenos Aires.
El Santo Padre, que fue recibido como «querido hermano Francisco», reflexionó en su discurso sobre la historia de las relaciones mutuas, y afirmó que «no podemos sino entristecernos por las disputas y las violencias cometidas en nombre de la propia fe».
Por ese motivo, pidió al Señor «que nos de la gracia para reconocernos todos pecadores y saber perdonarnos los unos a los otros».
«Por parte de la Iglesia católica», continuó, «os pido perdón por las actitudes y los comportamientos no cristianos e incluso inhumanos que, a lo largo de la historia, hemos tenido contra vosotros. En nombre del Señor Jesucristo, ¡perdonadnos!».

La primera visita a un templo valdense

El ambiente era muy familiar y sencillo, siguiendo la tradición de esta comunidad minoritaria pero fiel a su tradición a lo largo de ocho siglos. Era la primera visita de un Papa a un templo valdense, pero no a templos reformados, pues ya lo hicieron muchas veces los dos predecesores de Francisco, sobre todo Benedicto XVI, quien incluso predicó homilías a los luteranos de Roma y a los jefes de la Iglesia Luterana alemana en Erfurt.
Desde su época de arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio ha sido muy activo enfavorecer no solo los encuentros ecuménicos sino también la amistad personal entre los respectivos líderes, que considera clave para seguir avanzando.
Como Papa ha mantenido docenas de encuentros con líderes evangélicos en Casa Santa Marta, ha visitado la comunidad evangélica de Caserta y ha participado en un encuentro de oración con unos cincuenta mil católicos y pentecostales en el Estadio Olímpico de Roma.

Visita a Turín

La visita del Papa a Turín, iniciada el domingo, incluye el lunes unamisa privada y un almuerzo con los miembros de su familia paterna, los Bergoglio del pequeño pueblecito de Portacomaro.
Sus abuelos paternos se casaron en Turín en 1907, donde también nació su padre Mario en 1908, antes de que la familia emigrase a Paraná, en Argentina, para reunirse con parientes que tenían una empresa de materiales de construcción. Fue muy próspera hasta que la crisis de 1929 puso punto final también al milagro económico de Argentina.































































NOTA PROFÉTICA:

"La iglesia Católica le pone actualmente al mundo una cara apacible, y presenta disculpas por sus horribles crueldades. Se ha puesto vestiduras como las de Cristo; pero en realidad no ha cambiado.
Todos los principios formulados por el papismo en edades pasadas subsisten en nuestros días. Las doctrinas inventadas en los siglos más tenebrosos siguen profesándose aún. Nadie se engañe. El papado que los protestantes están ahora tan dispuestos a honrar, es el mismo que gobernaba al mundo en los tiempos de la Reforma, cuando se levantaron hombres de Dios con peligro de sus vidas para denunciar la iniquidad de él.
...El Papado es precisamente lo que la profecía declaró que sería: la apostasía de los postreros días. 2 Tesalonicenses 2:3,4"
C.S 627.1 cap 54 E:G:W

viernes, 19 de junio de 2015

“Se Viene tiempos preocupantes para la Libertad Religiosa"

SENADOR HATCH
CENA ANUAL DE LIBERTAD RELIGIOSA ATRAE A LÍDERES DE PENSAMIENTO Y LEGISLADORES

May 03, 2015 | Washington D.C., Estados Unidos | Bettina Krause
La libertad religiosa no puede darse por sentada. Ese fue el claro mensaje expresado por el senador Orrin Hatch, experimentado senador republicano del Senado de los Estados Unidos a un grupo de defensores de la libertad religiosa, embajadores y representantes del Congreso reunidos el 29 de abril para la XIII Cena Anual de Libertad Religiosa en Washinton D.C.
“Son tiempos preocupantes para la libertad religiosa, tanto aquí en los Estados Unidos como en el mundo”, dijo Hatch, senador durante siete períodos proveniente de Utah y orador principal de la velada. En un discurso que cubrió diversos temas, describió las fuerzas sociales, políticas y legales que están conformando la libertad religiosa, que una vez fue considerada inviolable, un derecho humano fundamental, pero que ahora es presentada como “tan solo uno” de los muchos derechos en pugna dentro de la sociedad.
Hatch también habló del reciente incremento de la violencia cometida por grupos tales como Boko Haram en Nigeria, y los aprietos de las minorías religiosas en lugares tales como Tayikistán, Irán, Arabia Saudita, China y muchos otros países.
El énfasis del mensaje de Hatch, sin embargo, se ocupó de temas más cercanos. Refiriéndose a una serie de fallos de la Corte Suprema y repasando acciones legislativas recientes, Hatch dijo que el tema de la libertad religiosa es cada vez más divisivo en la política y la sociedad estadounidenses. Recordó su experiencia veinte años antes, como uno de los patrocinadores clave de la Ley de Restauración de la Libertad Religiosa 1993, una ley que buscaba fortalecer los derechos de libertad religiosa. En esa época, esta legislación generó un nivel casi sin precedentes de apoyo bipartidario en Washington. Pero hoy, dijo Hatch, una legislación similar sería casi imposible de aprobar.
El senador Hatch recibió una ovación de pie cuando afirmó: “La libertad religiosa es un derecho inalienable que no proviene del gobierno, sino del mismo Dios. Si ‘el precio de la libertad es la vigilancia eterna’, entonces no hay libertad que más merezca ese precio”.
Las palabras del senador Hatch fueron pronunciadas menos de doce años antes de la publicación de un nuevo informe de un consejo consultivo de los Estados Unidos que pintó un cuadro sombrío del estado de la libertad religiosa en el mundo. La Comisión Internacional de Libertad Religiosa de los Estados Unidos, conocido como USCIRF, dio a conocer su informe anual en la mañana posterior a la Cena de Libertad Religiosa. El informe documenta los abusos a la libertad religiosa en 33 países, revelando lo que denomina “una crisis humanitaria impulsada por olas de terror, intimidación y violencia”.
La Cena de Libertad Religiosa, llevada a cabo este año en el Hotel Intercontinental Willard, en el centro de Washington D.C., se ha convertido en una tradición para los grupos defensores de la libertad religiosa, representantes del gobierno y la comunidad diplomática. Está patrocinada conjuntamente por la revista Liberty, la Asociación Internacional de Libertad Religiosa, la Asociación Norteamericana de Libertad Religiosa, y la División Norteamericana de la Iglesia Adventista.
La cena de este año marcó la última vez en el que el doctor John Graz asistirá al evento como secretario general de la Asociación Internacional de Libertad Religiosa. Graz planea jubilarse en los próximos meses. Durante el evento, varios oradores rindieron tribute a los muchos años en que Graz defendió con pasión y elocuencia la libertad religiosa. Durante los últimos quince años, ha sido al mismo tiempo secretario general de la IRLA, y director de Asuntos Públicos y Libertad Religiosa de la Iglesia Adventista mundial.
En un breve pero emotive mensaje, Graz dijo que creía que “mostrar que amamos y atesoramos la libertad religiosa es la mejor respuesta que podemos dar al fanatismo y la intolerancia religiosos”. Minutos después, Lincoln Steed, editor de Liberty, entregó por sorpresa una placa a Graz, donde se destacan muchos de sus logros y se lo reconoce como “campeón de la libertad religiosa en todo el mundo”.


Páginas Destacadas

Archivo del blog